jueves, 8 de marzo de 2012

¡He salvado mi piel del frío! Manteca hidratante, BIO y de cosmetique·maison

Photobucket




¡Hola chicas!

Hoy vengo a enseñaros la hidratante facial que vengo usando desde comienzo de invierno. Sí, sí, estoy usando una manteca que me he hecho y me aplico en mi cara y, permitidme que os diga si es que lo pensáis: ésto que estáis leyendo no es ninguna locura. De hecho, si tu piel es grasa-mixta-acnéica o normal-seca, al final del todo, te dejo mis consejos y variaciones a mi receta que pienso que pueden irte bien.

Antes de nada, quiero decir que mi piel es MUY MUY seca y, como todas sabéis, este invierno ha hecho un frío al que pocas andaluzas estamos preparadas... Mi piel dió un bajón increíble y no había manera de sentirla hidratada ni protegida ni, mucho menos controlar rojeces y evitar que salgan... necesitaba cambiar mi hidratante habitual por otra que me cubriese las necesidades de mi piel.


Mi piel necesitaba nutrición e hidratación pura y dura, no era suficiente aplicar un aceite porque éste se quedaba muy corto. Entonces pensé en hacer una mezcla de mantecas vegetales con algún aceite y macerado. Sabía que la textura no iba a ser de lo más cómoda de aplicar, pero también sabía que algo más nutritivo que éso tampoco iba a encontrar y éso era justo lo que mi pobre piel seca y reseca por el frío me pedía a gritos.

Me puse manos a la obra y comencé a pensar en los ingredientes. No quería ninguna crema-emulsión porque siempre quedan más ligeras sobre la piel; quería algo untuoso porque era lo único que podría equilibrar mi piel.

Esta entrada la verdad es que es muy personal porque ya sabéis que cada piel es un mundo, pero para las que tengáis la piel muy muy seca y no sepáis cómo dar con la tecla, podéis probarla.


Finalmente opté por estos ingredientes:

· Manteca de Karité BIO de A-Z (15,5 gr): Hidrata y nutre la piel en profundidad; regenera, revitaliza y restaura la elasticidad de los tejidos de la piel. Es anti-inflamatoria; alivia las irritaciones y calma la piel gracias a sus fitoesteroles, alfa y beta amirina.

· Manteca de Cacao BIO de A-Z (10 gr): Muy nutriente, protectora, hidratante, estimulante de colágeno...

· Aceite vegetal de Nuez de Brasil BIO de A-Z (7,4ml/6.65gr): Aceite muy característico por ser muy nutriente, conservar la hidratación de la piel, protegerla y calmarla gracias a su alto contenido en vitamina E y fitoesteroles, devolverle la flexibilidad y dulzura. Es característico igualmente por ser un aceite de los denominados 'secos' por su gran poder de penetración en la piel sin dejar film grasiento sobre ella.

· Macerado de Monoï BIO de A-Z (17,4ml/15,6gr.): Nutre, protege, hidrata y mantiene la propia hidratación de la piel. Mejora su firmeza, la hace más lisa y más elástica.

· Absoluto de Jazmín Grandiflorum de A-Z (0.1ml): Fragancia natural a base de una extracción muy concentrada de la flor.

· Vitamina E de A-Z (0,05gr.): Conservante antioxante perfecto para mantener en optimas condiciones durante unos 3 meses mezclas de exclusiva fase oleosa como ésta.

Photobucket


PROCEDIMIENTO

[[Antes de nada, hay que desinfectar todo el material a usar, ya que los ingredientes, al ser puramente naturales, son más susceptibles de polución y eso podría perjudicar en gran medida el producto final haciendo, por ejemplo, que se conserve por menos tiempo.]]

1. Derretir al baño maría, por un lado, las mantecas de karité BIO y cacao BIO; por otro, el macerado de monoï BIO.
2. Un vez completamente líquidas las mantecas y el macerado, los sacamos del baño maría. Agregamos el aceite vegetal de nuez de brasil BIO al macerado de monoï BIO y removemos bien.
3. Añadimos el macerado de monoï BIO y el aceite de nuez de brasil BIO a las mantecas de karité y cacao BIO. Removemos bien para integrar los ingredientes.
4. Agregamos, por último, el absoluto de jazmín y la vitamina E. Removemos bien.
5. Ponemos el bol donde tengamos nuestra receta en un fondo de agua fría y seguimos removiendo otro ratito. Así, aceleraremos el proceso de enfriado.
6. Dejar enfriar por completo.


Os dejo el proceso en fotos que siempre es mucho mejor ¿no?

1. Incorporamos la manteca de karite BIO a un bol.
Photobucket

2. Ponemos también la manteca de cacao BIO que, como véis lo compré en berlingot jeje.
Photobucket

3. En otro bol ponemos el macerado de monoï BIO (aquí, ya estaba completamente derretido).
Photobucket

4. Una vez derretidas, incorporamos al bol del macerado de monoï, el aceite de nuez de brasil. (ups, se me pasó hacer foto de este paso!)

5. Unimos las dos mezclas: mantecas/aceite·macerado. Removemos.
Photobucket

6. Incorporamos el absoluto de jazmín y la vitamina E.

7. Ponemos nuestro bol en un fondo de agua fría y seguimos removiendo. ¿véis el color que da tan poca cantidad de manteca de cacao? Luego al enfriarse queda más clarito pero a quien no le guste, podría añadirle algún colorante vegetal·vegetal a su gusto.
Photobucket

8. Lo echamos en nuestro envase y esperamos a que enfríe completamente.
Photobucket

El resultado final, una vez frío (y usado durante casi dos meses, sí, cunde muchísimo) es ésta:

Photobucket


SOBRE EL PRODUCTO

Ha sido la salvación de mi piel. Aporta una nutrición espectacular, ha conseguido acabar con la ''mini·descamación'' de pielecitas de la zona del entrecejo y la barbilla (lo agradezco mucho a la hora de aplicarme la base de maquillaje, imagináos... no podía usarla, quedaba horrible).




Por otro lado, le ha devuelto una luz a mi rostro preciosa ya que al estar tan sumamente seca casi la había perdido y la sentía apagada y poco jugosa. Eso sí, mis rojeces siguen ahí ¿algún producto/ingrediente natural recomendable? He usado unos 50ml. de hidrolato de Lavanda de A-Z como tónico y no ha conseguido calmármelas... ahora estoy con el de Aciano, a ver qué tal. Bueno, seguimos. El olor es espectacular y especial: cacao·floral. La verdad es que pensaba que la manteca de cacao, al ser tan poca cantidad en la receta, no daría olor y el absoluto de jazmín sería el protagonista; pero me encontré con que da olor y mucho así que tuve la suerte de que junto con el absoluto de jazmín han creado un aroma muy agradable.

La consistencia final es de una manteca durita, que no puedes coger con los dedos sino que es necesario una espátula. También puede usarse frotándola porque se calienta al instante con el calor de nuestra piel y el roce y puede ser aplicada sin ningún problema (estilo a como se usa un bálsamo labial). Yo para aplicarla opté por la espátula, me parece mucho más higiénico y cómodo.

Photobucket

A la hora de aplicarlo es más que suficiente la cantidad que aparece en la foto cogida con la espátula para la cara y el cuello. Su textura es fantástica porque se coge fácilmente con la espátula, se coloca en el dorso/palma de la mano para que el calor del cuerpo la derrita un poco y, de ahí vas cogiendo con tus dedos y aplicando. No hay que esperar nada a que se derrita, lo hace rapidísimo. Otra forma de aplicarla que he usado a veces es que desde la espátula lo he depositado en la palma de la mano, he frotado ambas manos y he ido aplicando delicadamente; pero, sinceramente para mí es más cómo depositarla en el dorso y con la otra mano ir aplicando e insistiendo en las zonas que peor tenga en ese momento. Luego, a la hora de aplicar por el cuello ya si froto ambas manos y aplico con las palmas suavemente.

Photobucket

Photobucket


POSIBLES MODIFICACIONES DE LA RECETA SEGÚN TU TIPO DE PIEL.

Al hablar de posibles modificaciones me voy a referir a una modificación sobre la base de que siga siendo una receta con fase exclusivamente oleosa, esto quiere decir que no voy a incluir ningún ingrediente de fase acuosa ya que sino se necesitaría usar un emulsionante y ésto prefiero dejarlo para otro capítulo jejeje

Si tienes la piel grasa - mixta - acnéica, no es tu tipo de receta. Eso sí, quizás puedas probar una variación para usarla de noche, que te nutra e hidrate bien mientras duermes. Para ello, mi consejo sería rebajar mucho mucho la cantidad de mantecas hasta el punto de que su función sea casi exclusivamente aportarle un poco de consistencia a los aceites o, directamente prescindir de ellas si tienes la piel excesivamente grasa y hacer una mezcla de aceites vegetales con algún toque tratante de algún aceite esencial. Por tanto, subiríamos la cantidad de aceites vegetales. Te vendrán muy bien una combinación de aquéllos denominados 'secos' porque tu piel los absorverá fácilmente sin dejar film grasiento sobre la piel o los seborreguladores que te regularán la grasa que genera tu propia piel: jojoba, avellana, macadamia, sésamo... También puedes aportar a la mezcla algún aceite esencial que trate beneficiosamente tu piel grasa como el árbol de té, lavanda, romero, limón (¡¡cuidado con éste!! Es fotosensible por lo que no lo uses si vas a salir a la calle y va a darte el sol). La proporción será de hasta 2 gotas de aceite esencial por cada 10ml. de aceite vegetal. Es muy importante usar bien las proporciones con respecto a los aceites esenciales porque son muy potentes y hay que usarlos con moderación. Una vez hecha la receta o la mezcla de aceites, a la hora de aplicarlo piensa que es mejor ir agregando poco a poco que embadurnarte y que tu piel se sienta asfixiada. Con poca cantidad es suficiente y, si nos referimos a la mezcla, con unas 4-6 gotas es suficiente para todo el rostro. Un truco para aplicarlo y extenderlo mejor es poner esas gotitas en la palma de la mano, abrir el grifo y coger un par de gotas o tres de agua y añadirlas a la mezcla de la palma de tu mano, luego frotas ambas manos y vas aplicando suavemente, repartiendo bien el producto por toda tu cara.

En el caso de que tengas la piel normal-seca, puede venirte bien mi receta siempre que bajes un poco la cantidad de mantecas a añadir. Aplicándotelo por la noche te nutrirá e hidratará la piel y por la mañana ya verás qué luminosa y bien te la sientes. Algunos aceites que van bien para pieles normales-secas son: argán, aguacate, germen de trigo, onagra... A la hora de aplicarlo, mírate el final de mi recomendación para pieles grasas donde explico una manera muy cómoda y eficaz.


Espero que os haya gustado y os haya aportado algunas ideas.




Si tenéis alguna pregunta no dudéis en dejarme un comentario o escribirme al e-mail.

7 comentarios:

Mareas. dijo...

No hay nada cómo descubrir recetas que nos vayan bien a nuestra piel.
¡¡Gracias por la idea para piel mixta-grasa!!.
Un besote.

Lili and Kors dijo...

Muy buena tu entrada. Ya había oído hablar de las propiedades de la manteca de karité, no me extraña que consigas una hidratación espectacular con estos ingredientes. Gracias por tus recomendaciones.

Anónimo dijo...

Para la piel grasa puedes añadirle gel de aloe vera. Al ser astringente compensa la manteca de karité y en invierno puedes usarla como crema de día.

♥ Bambi ♥ Organic Cosmetics Reviews! dijo...

amiguittttaaaaa
q alegria escucharte (leer bah) tus comentarios en mis entradas, la verdad q me pones de buen humor
tengo el twitter mas actualizado ahora jejeje
espero poder hablar pronto con el msn ^^
tienes q instalarte el skypeee


ainss esta manteca me encanto!! a que huele? a jazmin,no???
me encantaria una hecha con vanilla =)
de aroma zone todavia no he pedido nada, pero ya lo voy ahacer =)

te mando un beso enorme
te qieroooooo <3

Wayaiu dijo...

Qué maña te gastas creando tus propios cosméticos. Me encantan las fotos que has hecho. <3

jabones naturales inalen dijo...

Hola Maatkare me gustó tu blog y quería felicitarte por él pero además consultarte de dónde eres. Yo vivo en Argentina y muero de envidia por las cosas de aroma zone. Me encantan. Un saludo

Púrpura dijo...

Me gusta mucho la manteca de karité y tengo muchas ganas de hacer un pedido a aroma-zone.

http://lavenuspurpura.blogspot.com.es/